¿Qué es una ola de calor y que conviene comer ?

¿Qué es una ola de calor y que conviene comer ?
¿Qué es una ola de calor y que conviene comer ?
¿Qué es una ola de calor y que conviene comer ?

Durante el verano las temperaturas en muchas partes del mundo son muy altas. Esto es algo que todos tenemos asumido, pero a veces la calor se puede volver extrema y además durar varios días, semanas e incluso meses.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió " alertas por olas de calor y salud" para diferentes ciudades de la Argentina. El sistema establece un semáforo de riesgos para la salud. Rojo significa riesgo alto y extremo; naranja es riesgo moderado y amarillo, leve. El verde significa que no hay peligro sobre la salud.

Tal como explica esta entidad, "una ola de calor se define como un período en el cual las temperaturas máximas y mínimas igualan o superan, por lo menos durante 3 días consecutivos y en forma simultánea, ciertos umbrales que dependen de cada localidad".

Y agrega: "Esos umbrales se establecen en base al denominado Percentil 90 (P90), que también puede verse como la temperatura por encima de la cual uno se encuentra dentro del 10% de temperaturas más altas para ese lugar, acorde al registro histórico cada localidad. Superado ese umbral, se considera que una temperatura es extrema"

Semáforo de riesgo para la salud:

  • Verde: Sin peligro sobre la salud de la población
  • Amarillo: Efecto leve-moderado. Pueden ser peligrosas, sobre todo para los grupos de riesgo, es decir los bebés y niños pequeños, las personas mayores de 65 años y los enfermos crónicos
  • Naranja: Efecto moderado-alto. Pueden ser muy peligrosas, especialmente para los grupos de riesgo
  • Rojo: Efecto alto-extremo: Muy peligrosas. Pueden afectar a todas las personas saludables

Qué conviene comer cuando hace mucho calor y qué hay que evitar

Andrea Miranda (MN 149.634), médica nutricionista y directora de la Sociedad Argentina de Estética y Nutrición Integral (SAENI), aconseja tomar entre 2 y 3 litros de agua. Esa cantidad no viene solamente de bebidas sino de los alimentos sólidos que contienen agua. De todas formas, Miranda resalta que hay bebidas que no son convenientes para hidratarnos: "Las azucaradas como jugos, gaseosas y las energéticas, producen el efecto contrario. Además de no ser saludables, tardan más en digerirse y la cafeína, que suele componerlas, es diurética. Lo mismo sucede con el alcohol, que nos deshidrata y reduce la ingesta de otros líquidos y alimentos". Entonces, en lo que respecta a las bebidas, Andrea Miranda sugiere: "Cuando la temperatura es muy alta, no se deberían consumir infusiones muy calientes; también hay que tener en cuenta que las bebidas demasiado frías provocan que tomemos menos cantidad"

"Es clave, como siempre digo, stockearnos de estas fuentes de nutrientes saludables como carnes, lácteos, granos, panes, verduras y frutas, y de ahí en más planificar. Tenerlos al alcance de la heladera hace que sea mucho más fácil asegurarnos una alimentación adecuada y una buena hidratación", dice Basili

En relación a cuánto y cómo comer cuando hace calor, sobre eso Miranda dice que es preferible realizar varias comidas en porciones pequeñas para no sobrecargar el estómago, "los fritos deben evitarse por completo y los fiambres y embutidos disminuirse porque aportan mucho sodio y grasas saturadas".

 

Fuente: La Nacion