Por primera vez en los últimos 38 años, el Hospital del Quemado no recibió a ningún herido por pirotecnia

Por primera vez en los últimos 38 años, el Hospital del Quemado no recibió a ningún herido por pirotecnia

La noticia es que no hubo noticia. Lo confirmó el doctor Eduardo Strusi (matrícula nacional 55.691), jefe de guardia del Hospital del QuemadoDesde el martes 31 por la tarde hasta la mañana del primer día del 2020, no se registró ningún ingreso y ninguna consulta espontánea por artefactos pirotécnicos. Cero heridos, entonces, por uso de fuegos artificiales en el centro de salud que dispone con la mayor complejidad para la atención de pacientes quemados graves y críticos.

“Sospecho que puede haberse producido alguna consulta en otros hospitales de Capital Federal que se pudo haber solucionado y que a lo largo de la semana pueden llegar a nosotros en forma de interconsultas para saber qué opinamos de la lesión. Por eso, recién tendremos una estadística en un plazo de cinco a siete días”, detalló Strusi, quien manifestó su felicidad por informar que el hospital no recibió ningún herido durante las fiestas de Año Nuevo.

En la madrugada de Navidad, en cambio, se atendieron ocho niños y cinco adultos. Todos revestían heridas leves y ninguno ameritó una internación o una cirugía. Los trece heridos eran, hace una semana, un buen pronóstico para la jefa de guardia Myriam Miño: “Este número es una buena noticia para nosotros. Pretendemos que haya pirotecnia cero, este año bajó a 13. En 2018 entre diciembre y marzo tuvimos 115 heridos por fuegos artificiales. Otros años llegamos a tener 100 personas en las noches de Navidad o Año Nuevo”.

En la mañana del primero de enero, los medios acudieron a la avenida Pedro Goyena 369 en busca de testimonios de personas que hayan sufrido quemaduras por manipular pirotecnia. No vieron salir a ninguna persona con la mano vendada. Recién después de las nueve de la mañana salió el jefe de guardia para responder preguntas antes las cámaras. Strusi celebró la tasa cero de heridos: “Para nosotros y para la población en general es una gran noticia”.

“Me sorprendió gratamente. Llevo acá 38 años, parte de ellos como médico y los últimos 23 como jefe de guardia, y Dios mediante el año que viene me voy a jubilar. Es la primera vez que puedo decir que no hubo ningún accidente por pirotecnia”, relató en diálogo con Infobae. A su vez, contó que la cantidad de heridos venía disminuyendo progresivamente desde hace seis años: “Desde el 23 de diciembre hasta la fecha hemos contabilizado 23 casos: es la primera vez que nos pasa tener un número tan bajo”.

El primer día de 2019, en el Hospital de Quemados atendieron a 15 personas con heridas por pirotecnia durante las celebraciones por la llegada del Año Nuevo. Según informó la cirujana plástica Samantha Foster, fueron cinco niños y diez adultos: la mitad de la cantidad de pacientes que habían recibido un año antes, en 2018. La estadística cero de la Ciudad de Buenos Aires en 2020 también se repite en el Instituto del Quemado de la ciudad de Córdoba. Martín Rapetti, jefe de guardia, lo confirmó en diálogo con Cadena 3: “Por el momento no hubo heridos por pirotecnia. No recuerdo un registro así en otros años, y esto es gracias a las nuevas leyes y la concientización de la sociedad”

El doctor Strusi ensayó una reflexión en virtud a la reducción de los casos de personas quemadas durante las fiestas de fin de año: “Las cuestiones económicas deben estar primando en esta situación, pero a eso hay que sumarle la prédica de la Sociedad Argentina de Pediatría, la Sociedad Argentina de Neurología y los organismos de protección animal que han hecho una contribución importante en la prevención de este tipo de accidentes. Es un conjunto de razones que hace que haya disminuido tanto el consumo de fuegos artificiales y las lesiones por la manipulación de estos elementos”. Strusi también destacó que las limitaciones en la fabricación, venta y distribución de artefactos clandestinos actuaron como un factor preponderante en la baja de los quemados.

fuente INFOBAE