La recaudación cayó el 6% en agosto y acumula ocho meses de retroceso frente a la inflación

La recaudación cayó el 6% en agosto y acumula ocho meses de retroceso frente a la inflación

Otro mes signado por los efectos contractivos generados por la extensión de la cuarentena, tanto por las limitaciones que mantuvieron diversos sectores para retomar los índices de actividad previos al 20 de marzo, como por la pérdida de poder de compra de los salarios y la incertidumbre que genera el escenario político, llevaron a que la recaudación tributaria se ubicara muy lejos de las pautas presupuestarias.

Claramente, la excepción fue lo ingresado por el nuevo Impuesto PAIS, porque cada vez más residentes se sumaron a la compra del cupo de hasta USD 200 mes, pese que en esa operación unas 5 millones de personas debieron destinar a la caja de la AFIP un promedio de $23 por dólar; más el cargo por los consumos en el exterior pagados con tarjeta de crédito. Sumó $21.889 millones, y representó el 3,6% de los ingresos totales del mes.

En concreto, la AFIP informó que en agosto los recursos tributarios sumaron $612.146 millones, 33,5% más que un año antes, significó una caída de 6,2% en términos reales, la octava consecutiva y las décima en los pasados 12 meses. Sólo subió 5,1% en noviembre y 1,2% en diciembre.

En valores nominales los recursos tributarios subieron 33,5%, unos 9 puntos porcentuales menos que la inflación, y equivalente a una pérdida real de 6,2 por ciento

Si bien durante agosto fueron habilitadas algunas actividades para salir del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, otras volvieron a estar prohibidas, en particular en varias provincias donde crecieron fuertemente los contagios del COVID-19, y el primer balance que hicieron los estudios privados detectó una desaceleración en el ritmo de recuperación de la producción industrial y también del comercio y de otros servicios privados.

Durante los primeros ocho meses de 2020 los ingresos tributarios superaron los $4 billones, un incremento del 27,3% interanual, informó la AFIP. En ese caso significó una pérdida en términos reales de 13,3 por ciento.

Agrega el organismo que dirige Mercedes Marcó del Pont: “La dinámica de la recaudación volvió a evidenciar una desaceleración en el ritmo de contracción en términos reales con relación a los registros observados desde que inició la pandemia del COVID-19″.

Entre los elementos que favorecieron el comportamiento de los ingresos tributarios se destaca la presentación de las declaraciones juradas y el pago de los saldos del Impuesto a las Ganancias y el Impuesto sobre los Bienes Personales. Al respecto, recuerda la AFIP: “como parte de las decisiones implementadas para aliviar la situación de los contribuyentes, los vencimientos previstos para junio fueron prorrogados en dos oportunidades”.

Los ingresos provenientes del Impuesto a las Ganancias registraron en agosto un incremento del 37,4% frente al mismo período del año pasado. Por su parte, el Impuesto sobre los Bienes Personales contabilizó un aumento del 685,1% en relación con igual período de 2019.

La caída en el nivel de actividad y las distintas medidas de política tributaria tendientes a aliviar la situación de los contribuyentes constituyen elementos relevantes para explicar el desempeño de los impuestos vinculados al consumo interno y el mercado de trabajo.

El Impuesto al Valor Agregado (IVA) marcó en agosto un incremento del 11,7% en relación con el mismo mes del año pasado. El comportamiento del IVA refleja los efectos sobre la recaudación que tiene la evolución de la actividad económica y el mayor acogimiento a Planes de Facilidades de Pago.

Los recursos vinculados con el Sistema de Seguridad Social ascendieron en agosto un 22,1% en relación con el mismo mes del año pasado. El desempeño de estos impuestos evidencia, entre otros elementos, los efectos de la postergación del pago del componente SIPA de las contribuciones patronales en el marco del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), así como la vigencia del plan de facilidades de pago para regularizar dichos vencimientos.

Los Derechos de Exportación alcanzaron en agosto hasta los $37.023,4 millones, lo que representa una caída nominal del 6% frente al mismo mes del año pasado. Por su parte, el Impuesto PAIS generó ingresos por $21.888,5 millones y la recaudación acumulada durante sus primeros ocho meses de vigencia asciende hasta los $89.611,1 millones.

fuente infobae