Denuncian a dos fiscales federales de Corrientes por "escuchas ilegales" en la Causa Sapucay

Denuncian a dos fiscales federales de Corrientes por "escuchas ilegales" en la Causa Sapucay

La denuncia también apunta al titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad - PROCUNAR, Diego Iglesias y fue presentada por la abogada Valeria Corbacho que defiende al secretario letrado del Juzgado Federal N°1 de Corrientes, Pablo Molina.

El reconocido abogado chaqueño Pablo Molina es secretario del Juzgado Federal de Corrientes (a cargo de Carlos Soto Dávila) y está actualmente detenido y acusado de haber beneficiado a un grupo de narcotraficantes, a través de resoluciones judiciales que llevaban la firma de Soto Dávila (también investigado en la causa).

 

La acusación se basa en escuchas telefónicas a narco y sus familiares, y en el testimonio de un “arrepentido” que declaró ante el Juez Sergio Torres, que investiga los presuntos delitos. Además, los fiscales federales de Corrientes –Carlos Schaefer y Flavio Ferrini- cuestionan numerosas resoluciones judiciales, que según acusan “se tramitaron de manera irregular” en el Juzgado Federal N°1 de Corrientes.

 

Ante esta acusación, la abogada defensora de Pablo Molina (el secretario letrado de Soto Dávila), visitó los estudios de Noticiero 9 en Resistencia – Chaco, donde explicó las severas inconsistencias, que desde la defensa, consideran llevaron a una sospecha insostenible contra los secretarios del Juzgado y el propio Juez Federal.

 

“La investigación la produce la PROCUNAR en colaboración con los fiscales Schaefer y Ferrini, ellos son los que recaban todas la prueba y se lo llevan como en un paquete a la fiscalía del Dr. Stornelli y el Juzgado 12 del Dr. Torres”, así comenzó relatando el inicio de la causa, la Dra. Valeria Corbacho que defiende a Molina.

 

Continuando en esa línea, la letrada señaló que entre el material probatorio “hay expedientes tramitados en legal forma, que están llevados absolutamente igual a otros cientos y miles que se tramitan en ese Juzgado”, así comenzó a apuntar directamente a quienes iniciaron la investigación contra su defendido.

 

“Esos expedientes han contado con la anuencia de los propios fiscales federales; que ahora aparecen aquí como denunciantes”, señaló Corbacho en referencia de Schaefer y Ferrini. “Ellos mismos han consentido estas resoluciones que están cuestionando; o no las han apelado con lo cual es consentimiento es tácito, y si apelaron, cuentan con la resolución fundada de la Cámara Federal de Apelaciones”.

 

"UNA SELECCIÓN DE ESCUCHAS"

Prosiguiendo con la explicación en los estudios de Noticiero 9, la abogada de Pablo Molina denunció con certeza que para imputar y detener al secretario letrado del Juzgado Federal de Corrientes, “se basaron en la selección arbitraria de fragmentos de escuchas, en el que no participan ni el juez ni los secretarios; no vas a escuchar nunca la voz del secretario ni del juez”, apuntó y añadió, “las han pretendido acomodar de manera tal que les cierre el rompecabezas”.

 

Ante la consulta del periodista sobre si se menciona el pago de dinero a cambio de favores judiciales, la abogada Valeria Corbacho fue tajante, “con absoluta certeza te digo que eso no surge de las escuchas. La palabra ´coima´ no aparece, no surge de las escuchas”, indicó y aseguró que “se hizo una composición de pruebas, direccionadas exclusivamente, para imputar a los funcionarios del Juzgado Federal de Corrientes”.

 

Sobre su defendido –el Dr. Pablo Molina- contó que el mismo día del arribo a Comodoro Py y tras mantener una charla con ella “estuvo hasta las una y media de la mañana explicando cada uno de los expedientes cuestionados”.

 

"LES INTERESA EL SILLÓN DEL JUEZ"

La abogada Valeria Corbacho, apuntó en todo momento a los fiscales federales de Corrientes, que denunciaron al Juez Carlos Soto Dávila y sus secretarios. Desligó de toda culpa al Juez actual de la causa le Dr. Sergio Torres, “le han vendido pescado podrido y creo que esto excede la búsqueda de la verdad y tiene que ver con otros intereses”, sostuvo la profesional.

 

Ahondando más en el posible origen de la causa en contra de los funcionarios correntinos, Corbacho aseveró “esto tiene que ver más con el sillón del juez que con otra cosa” deslizó y ante la consulta de si los fiscales pretenden quedarse con el cargo de Juez, Corbacho respondió: “no necesariamente, pueden ser instrumentos de otros intereses”.

 

LA DENUNCIA POR "ESCUCHAS ILEGALES"

En relación a este caso, la abogada anticipó que como parte de la estrategia de defensa, decidió denunciar por “escuchas ilegales” a los fiscales federales de Corrientes, Carlos Schaefer, Flavio Ferrini y también Diego Iglesias (titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad - PROCUNAR) ante la Justicia Federal, denuncia que recayó en el Juzgado Fedreal N°4 del Dr. Ariel Lijo (Expediente CFP 21808/2018).

 

“En toda esta maraña de irregularidades tenemos como prueba de cargo, la grabación ilegal – de conversaciones- de abogados defensores en la sede de la fiscalía federal de Corrientes”, contó Valeria Corbacho y asimiló este accionar a un reconocido caso español, “por una situación similar, al Juez Garzón de España le costó el puesto”.

 

En esta línea, se explayó y confirmó que “en el día de hoy –por el lunes- hicimos una presentación denunciando estas cuestiones. Estas irregularidades, de acuerdo a los dictámenes son parte de las pruebas que aportaron los funcionarios del Ministerio Público Fiscal Federal de Corrientes”.

 

“Que intereses los movieron y por qué se produce creo que debe ser desentrañado en esa investigación”, señaló la abogada Corbacho.

Fuente: Canal 9 – Diario 21.tv