A 18 años del 11-S, cómo será el juicio contra los cinco terroristas acusados de planificar el ataque

A 18 años del 11-S, cómo será el juicio contra los cinco terroristas acusados de planificar el ataque

A 18 años del 11-S, cómo será el juicio contra los cinco terroristas acusados de planificar el ataque más brutal.

Khalid Shaikh Mohammed es considerado el arquitecto del atentado del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas y el Pentágono, con la colaboración de Ramzi bin al-Shibh, Mustafa al Hawsawi, Walid bin Attash y Ammar al-Baluchi. El juicio contra los cinco, que podría terminar con una condena a muerte, comenzará el 11 de enero de 2021

Pasaron 18 años de los ataques terroristas más mortíferos en la historia de Estados Unidos. El 11 de septiembre de 2001, 19 miembros de la organización yihadista Al Qaeda secuestraron cuatro aviones comerciales. Estrellaron dos de ellos contra las Torres Gemelas, en Nueva York, otro contra el Pentágono, en Washington, y el cuarto contra un descampado en Pensilvania. Murieron 2.976 personas.

Osama bin Laden, líder de Al Qaeda y mentor de los atentados, fue abatido por un comando Navy SEAL el 2 de mayo de 2011, y los principales responsables del diseño y la planificación fueron capturados en 2003. Sin embargo, ninguno fue enjuiciado.

Después de muchos años de dilaciones, el coronel Shane Cohen, juez a cargo del caso, anunció el pasado 30 de agosto que el 11 de enero de 2021 comenzará el juicio contra Khalid Shaikh Mohammed, el cerebro de la operación, y sus cuatro cómplices principales: Walid bin Attash, Ramzi bin al-Shibh, Ammar al-Baluchi y Mustafa al-Hawsawi.

El proceso se realizará íntegramente en Camp Justice, el complejo que tiene el tribunal de guerra en la base naval estadounidense en Guantánamo, Cuba, donde están apresados los acusados. El 11 de enero empezará la selección del jurado militar, primera etapa del juicio.

Los cinco fueron acusados formalmente en 2012 de conspiración, ataque a civiles, asesinato, secuestro de aviones y terrorismo. Pero el trámite se fue demorando por las complejidades que tiene un sistema judicial que combina elementos militares y civiles, y que fue creado después del 11-S. Los abogados de los acusados impugnan el procedimiento porque cuestionan la legalidad de las confesiones obtenidas en interrogatorios realizados por la CIA en prisiones secretas.

El juicio se llevará a cabo en una sala especial. Quienes estén en Guantánamo podrán seguirlo a través de una transmisión en vivo, con un delay de 40 segundos, para evitar la difusión de información clasificada. Los familiares de las víctimas también podrán verlo desde bases militares en Nueva York, Massachusetts y Maryland.

Los cinco planificadores

Khaled Shaikh Mohammed (conocido como KSM por sus iniciales) nació en abril de 1965 en Balochistan, Pakistán, pero creció en Kuwait. Los primeros años de su vida adulta discurrieron entre el estudio y la radicalización islámica.

A los 16 años se acercó al movimiento de los Hermanos Musulmanes. Dos años después, cuando terminó la escuela, viajó a Estados Unidos para estudiar ingeniería mecánica en la Universidad Técnica y Agrícola de Carolina del Norte. A fines de los 80, regresó a su país y participó junto a sus hermanos de la resistencia de las fuerzas muyahidines contra la invasión soviética de Afganistán.

En 1993 se radicó en Qatar, donde se casó y empezó a trabajar como ingeniero para el Ministerio de Electricidad y Agua. Pero nunca dejó de estar vinculado a organizaciones islamistas. De hecho, en 1994 viajó a Filipinas para trabajar en la fallida Operación Bojinka, que pretendía destruir 12 aviones comerciales que volaban entre Estados Unidos, Asia Oriental y el Sudeste Asiático.

En 1996 entró en la mira de Washington, que le pidió su captura al gobierno qatarí. Entonces huyó a Afganistán, donde conoció a Bin Laden. En uno de sus primeros encuentros, le propuso el germen de la idea de los ataques del 11-S. En 1999 se convirtió en un activista pleno de Al Qaeda y empezó a planificar el atentado que se ejecutaría dos años más tarde.

KSM fue capturado en Rawalpindi, Pakistán, el 1 de marzo de 2003.

Walid bin Attash nació en Yemen en 1978. Su familia, de origen saudita, tenía estrechos vínculos con la de Bin Laden. Muchos de sus hermanos combatieron en Afganistán en la década de 1990.

Creció en Arabia Saudita porque sus padres fueron deportados de Yemen por su apoyo al terrorismo. En su juventud estudió en la Universidad de Estudios Islámicos de Karachi, Pakistán. Luego se unió a la lucha de los talibanes en Afganistán contra los muyahidines de la Alianza del Norte. Perdió su pierna derecha en combate en 1997, y desde entonces pasó a ser apodado "Padre de la pierna".

Tras la muerte de su hermano ese mismo año, se unió a Al Qaeda. Llegó a ser guardaespaldas de Bin Laden y fue clave en el proceso de selección y entrenamiento de algunos de los terroristas que participaron directamente del 11-S.

Attash fue capturado junto con Ammar al-Baluchi en Karachi, el 29 de abril de 2003.

Ramzi bin al-Shibh nació el 1 de mayo de 1972 en Hadhramaut, Yemen. A principios de los 90, trató de viajar a Estados Unidos para estudiar, pero no le dieron la visa, así que se fue a Alemania, donde se hizo pasar como refugiado político sudanés. Vivió un año en Hamburgo, pero en 1997 rechazaron su solicitud y regresó a Yemen.

Luego volvió a Alemania con su verdadera identidad. Entonces conoció a  Mohamed Atta, con quien formó la "célula de Hamburgo", que tuvo una participación decisiva en los ataques del 11 de septiembre. Iba a ser uno de los secuestradores de los aviones, pero nuevamente le negaron la visa, así que no pudo viajar. De todos modos, está acusado de enviar dinero y ser parte de la logística que permitió el atentado.

Al-Shibh fue capturado en Pakistán el 11 de septiembre de 2002, después de un tiroteo en Karachi.

Ammar al-Baluchi nació en Kuwait el 29 de agosto de 1977. Es sobrino de KSM y actuaba como su lugarteniente en Al Qaeda. Tiene formación como técnico informático y habla inglés con fluidez.

En 1998 se fue a vivir a Dubai, donde trabajó en la Modern Electronics Corporation. En paralelo, empezó a asistir a su tío en la planificación de los ataques. Ayudó en la transferencia de dinero, en la compra de boletos de avión y en las reservas hoteleras para los yihadistas que participaron de los secuestros.

Mustafa al-Hawsawi nació el 5 de agosto de 1968 en Jeddah, Arabia Saudita. De los cinco acusados, es sobre el que se conocen menores precisiones en relación a su papel en la organización.

Se sabe que se instaló en Emiratos Árabes en abril de 2001, y que allí ayudó con los preparativos a algunos de los terroristas que terminaron perpetrando el atentado. Precisamente el 11 de septiembre de 2001 se fue de los Emiratos rumbo a Pakistán. Lo capturaron el 1 de marzo de 2003.

FUENTE: infobae.com