Miércoles, 13 Diciembre 2017

Mauricio Macri, presidente del G-20: qué implica este rol

Será la primera vez que un líder sudamericano dirija el grupo; la Argentina será sede de la cumbre el año próximo

El jueves, Mauricio Macri asumirá un nuevo rol, de carácter internacional: por primera vez, un mandatario sudamericano será presidente del G-20 , el foro de cooperación que reúne a líderes, ministros y autoridades de bancos centrales de las 20 economías principales con el objetivo de promover la cooperación económica global.

El origen de este grupo se remonta a los tiempos de crisis. En la década de los 90, las potencias decidieron juntarse para dar respuestas mancomunadas a una situación que de primera mano o de segunda afectaba a todos.

Hoy, el G-20 es el principal foro de coordinación internacional en todo lo que respecta a la economía y tiene como pilares revisar la arquitectura financiera del mundo, diseñar iniciativas para asegurar la transparencia de los mercados, promover políticas para reducir la brecha de desarrollo y combatir la corrupción, entre muchos otros.

Está compuesto por grupos de trabajo que discuten y coordinan políticas y acciones de distintos temas como Sustentabilidad Energética, Desarrollo, Empleo. Las reuniones se llevan a cabo entre técnicos y funcionarios que trabajan de manera coordinada en la preparación y el seguimiento de temas que se adoptan en el evento principal, la cumbre anual.

Macri, presidente

 

El mandatario argentino, pese a que la Argentina no es miembro, será quien encabece este foro en 2018. Entre sus tareas, deberá liderar la agenda del grupo y buscar el consenso multilateral, en el que los países se comprometan con un desarrollo económico equitativo y sostenible que genere posibilidades para todos, de acuerdo con lo informado por la agencia de noticias Télam.

Estar al frente del G-20 representa una oportunidad para la Argentina , que podrá así estar en la elaboración de políticas de alcance global y relevantes para la región.

Durante su gestión, Macri propondrá poner énfasis en el futuro del trabajo, en la necesidad de financiamiento para obras de infraestructura, en el acceso a los alimentos.

Además de presidir el foro, la Argentina será sede del próximo encuentro en diciembre de 2018. Habrá más de 50 reuniones en 10 ciudades: Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mar del Plata, Rosario, Córdoba, Mendoza, Bariloche, Salta, Jujuy, Puerto Iguazú y Ushuaia.

También por ser anfitrión, el país puede elegir invitados; en esta ocasión, serán los gobiernos de Chile , Jamaica y los Países Bajos.

Fuente: www.lanacion.com.ar